Blog de la Escuela Latinoamericana de Canto, especializada en la educación de la Voz de Contratenor - Director: Mtro. Lic. Fgo. Daniel Guzmán - Fonoaudiólogo - Cantante Lírico - Ciudad Autónoma de Buenos Aires - Contacto: contratenorguzman@yahoo.com.ar - WhatsApp: 1558641236

27 marzo 2016

ESPIRACIÓN CONTROLADA

Todos sabemos que para cantar necesitamos del control del aliento o soplo espiratorio. Habitualmente recibo en mi Escuela cantidades de alumnos de distintas partes que vienen con conceptos erróneos y confusos acerca de la respiración y en especial del llamado "apoyo".
Muchos creen que empujando hacia adentro (belly in) o hacia afuera (belly out) es como se consigue una voz firme y contundente.
Primeramente intento enseñarles por medio de la neuroanatomofisiología como funciona el aparato vocal. Sabemos que el músculo inspirador por excelencia es el diafragama y el músculo espirador es el abdomen. Por eso muchos piensan que es el abdomen el que controla la salida del aire y el que produce el apoyo. Pero en realidad los músculos abdominales sirven para dar salida más rápida al aire inspirado, por lo tanto no apoyaríamos de esta forma la voz. Por eso explico que ni el diafragma ni el abdomen pueden apoyar la voz.
Echemos un vistazo a la fisiología respiratoria. Cuando inspiramos el diafragma se contrae, o sea que se aplana y las costillas se abren creando así un espacio para que el aire penetre en los pulmones. Cuando espiramos el diafragma regresa a su posición anterior al igual que las costillas, y los pulmones se vacían. Pero en el canto la espiración es diferente, el diafragma debe volver con cierta regulación, no con fuerza porque sino se acabaría pronto el aire y no podríamos concluir ni siquiera una frase musical. Las costillas también se mantienen abiertas y van volviendo lentamente a su posición inicial. Este soplo lento y preciso es lo que llamo espiración controlada, que justamente va coordinado con el cierre cordal. Dicho sea de paso también este soplo controlado nos permite realizar un inicio vocal adecuado sin dañar los pliegues vocales y manteniendo siempre la voz sana y equilibrada.
Como decía anteriormente muchas veces para mantener este flujo controlado los alumnos vienen con la idea de empujar hacia abajo el abdomen o manteniendolo fuertemente hacia afuera (belly out). Con esto lo que logran es inhibir la acción de apertura de las costillas inferiores. Por lo tanto les hago notar que si queremos mantener las costillas abiertas y el diafragma bajo durante más tiempo no debemos aumentar la salida, sino que al contrario, la debemos reducir el flujo.Si largamos con fuerza el aire contra los repliegues vocales no solo no podemos sostener las notas porque el aliento se acaba de forma rápida, sino que también estamos generando choque contra los mismos creando algunas veces ciertas patologías. Por eso es importante reducir el flujo para que podamos sostener las notas de forma eficiente. La idea principal sería en vez de soltar todo el aire, regular la salida para que los repliegues vocales puedan vibrar libremente, recordemos que la laringe y la respiración están preparadas para funcionar juntas con el propósito de regular el aire espirado a la vez que se coordina el cierre de la glotis al producir el sonido, al igual que lo que sucede en la deglución.
Por eso insisto desde el principio de la práctica vocal a no producir esfuerzos durante el aprendizaje, el canto debe tornarse algo natural, tiene que dar placer el acto de cantar. Entonces, para este fin sería más fácil observar nuestro cuerpo, que el mismo tenga un fuerte sustento para que los músculos de la espalda sostengan la parrilla costal y las costillas puedan mantenerse abiertas más tiempo. Poner mucha atención a la verticalidad corporal, el alargamiento y ensanchamiento del tronco permitirán mantener sostenido el tórax durante la espiración y asimismo poder coordinar los componentes suspensores y respiratorios. Por eso el apoyo no es una cuestión respiratoria sino de coordinación del cuerpo, la acción antagónica del tronco y las costillas se coordina con el cierre glótico produciendo un sonido firme, pleno y sin esfuerzos; siempre y cuando se coordine debidamente el sistema muscular. "El apoyo no procede del aumento de tensión ni de la presión del aire, sino de la acción antagónica del sistema muscular".
La espiración controlada representa una conexión entre la laringe y la respiración que conduce a una vocalización sustentada. Por lo general cuando vienen por primera vez y comienzan con las primeras vocalizaciones se observa un acortamiento y seguidamente la voz colapsa, por eso es importante que el sistema muscular esté correctamente coordinado para ello necesitamos de una correcta postura y así poder ejercer las fuerzas y contrafuerzas. Con esta forma de apoyo natural y total es posible producir una ESPIRACIÓN CONTROLADA, LIBRE, SOSTENIDA Y SIN ESFUERZO logrando un perfecto equilibrio y salud vocal.

Lic. Daniel Guzmán - Fonoaudiólogo MN 8815 MP 4697
Cantante Lírico