Blog de la Escuela Latinoamericana de Canto, especializada en la educación de la Voz de Contratenor - Director: Mtro. Lic. Fgo. Daniel Guzmán - Fonoaudiólogo - Cantante Lírico - Ciudad Autónoma de Buenos Aires - Contacto: contratenorguzman@yahoo.com.ar - WhatsApp: 1558641236

28 febrero 2014

EFICACIA DEL CIERRE GLÓTICO EN EL CANTANTE


La eficacia del cierre de la glotis depende del equilibrio entre la Presión subglótica y la resistencia glótica y también de la acción de los órganos articulatorios que producen resistencia al paso del aire favoreciendo así el control de la PS.
CLÍNICA: por lo general en las hiperfunciones hay hiperaducción cordal asociada a la constricción del vestíbulo laríngeo y/o al cierre anteroposterior. Y a la vez la tensión de los músculos extrínsecos suprahioideos elevan la laringe y esto genera tensión también en los músculos intrínsecos.

Recordemos que cuando hay una excesiva tensión en la laringe los tejidos manifiestan cambios provocando alteraciones de la masa, elasticidad y tensión en las CV afectando la movilidad de las mismas.

ALTERACIÓN EN LA ACTIVIDAD DE LA GLOTIS
RESULTADO

Constricción de la laringe por tensión de los músculos intrínsecos y avance de las BV
Se altera el timbre, el tono y la intensidad
Alteración en el control de la PS
Alteración en los bordes libres de las CV

Cierre anteroposterior por tensión en la base lingual
Alteración del timbre, elevación lingual.


Insuficiencia glótica por lesión cordal, hipotonía (psicógenas), fatiga muscular en los aductores.
Hiatus.
Alteración del timbre (voz soplada, asténica en psicógenas)
Constricción por compensación.
Dificultad en equilibrio entre PS y RG.

Ascenso laríngeo por acción excesiva de los músculos extrínsecos suprahioideos
Falta de flexibilidad en la laringe.
Dificultad en los movimientos fisiológicos de ascenso, descenso o inclinación del tiroides.


Los músculos extrínsecos se originan e insertan en el hueso hioides y actúan sobre la laringe desplazándola verticalmente. Por eso el hioides, suspensor de la laringe, permite la flexibilidad de la misma para que se produzcan los finos ajustes de la musculatura intrínseca en la fonación. También se producirán en la laringe movimientos en sentido anteroposterior y estos se asocian con los movimientos verticales; por lo tanto la laringe se dirige un poco hacia adelante cuando se eleva y regresa atrás cuando desciende. Los músculos suprahioideos son elevadores de la laringe y los infrahioideos depresores. Los suprahioideos unen el hioides con el cráneo.

MÚSCULOS EXTRÍNSECOS DE LA LARINGE (SUPRAHIOIDEOS: UNEN HIOIDES CON CRÁNEO)
MÚSCULOS
DESCRIPCIÓN
ORIGEN
INSERCIÓN
INERVACIÓN
ACCIÓN
DIGÁSTRICO
Lo constituyen un vientre anterior y otro posterior


V. anterior: carilla articular sobre la superficie interna del borde inferior de la mandíbula cerca de la sínfisis mandibular
V. Posterior:
Apófisis mastoides
V. anterior: tendón intermedio
V. posterior:
Tendón intermedio unido al hioides

V. anterior:
Rama milohioidea del trigémino V par
V. posterior:
Rama digástrica del facial VII par
V. anterior:
Cuando el hueso hioides está fijado por los músculos suprahioideos e infrahioideos el digástrico baja la mandíbula hacia abajo y atrás.
V. posterior:
Cuando la mandíbula está estabilizada, el vientre posterior del digástrico, con los suprahioideos e infrahioideos, tira del hioides hacia atrás y hacia arriba (esto es necesario en la deglución)
MILOHIOIDEO
Músculo delgado que forma el suelo de la boca
A lo largo de la línea oblicua interna sobre la superficie interna de la mandíbula
Fibras posteriores: cuerpo del hioides
Fibras anteriores:
Unidas a las fibras del lado opuesto formando el rafe medio
Rama milohioidea del trigémino V par
Tira del hueso hioides en dirección anterior y hacia arriba. Si el hioides está fijo baja la mandíbula y abre la boca.
GENIHIOIDEO
Es un musculo cilíndrico que está por encima del hioides
Sobre las espinas mentonianas (apófisis geni) sínfisis mentoniana de la mandíbula
Superficie anterior del cuerpo del hioides
Rama genihioidea a través del nervio hipogloso XII par
Elevación y protracción del hioides. Si el hioides está fijo actúa sobre la mandíbula siendo depresor de la misma.
ESTILOHIOIDEO
Músculo largo y delgado, paralelo al vientre anterior del digástrico
Sobre la apófisis estiloides del temporal
Sobre el cuerpo del hioides
Rama estilohioidea del facial, VII par
Elevación y retracción del hioides

MÚSCULOS EXTRÍNSECOS DE LA LARINGE. INFRAHIOIDEOS (SE DISPONEN EN DOS PLANOS, SUPERFICIAL: ESTERNOHIOIDEO Y OMOHIOIDEO. PROFUNDO: ESTERNOTIROIDEO Y TIROHIOIDEO
MÚSCULOS
DESCRIPCION
ORIGEN
INSERCIÓN
INERVACIÓN
ACCIÓN
Tirohioideo

Delgado situado debajo del omohioideo y esternohioideo
De la línea oblicua del cartílago tiroides
Sobre el borde inferior del cuerpo y el asta mayor del hioides
Ramificación tirohioidea del nervio hipogloso XII par
Depresor del hiodes, disminuye la distancia entre el tiroides y el hioides, elevando el tiroides
Esternohioideo

Delgado, de la cara anterior del cuello
Superficie posterior del manubrio esternal y extremo de la clavícula
Sobre el borde inferior del cuerpo del hioides
C1 a C3 por el asa cervical del nervio hipogloso XII par
Depresor del hioides y de la laringe
Omohioideo

Delgado y plano, lateral al esternohioideo, se compone de una parte superior y de una inferior, unidas por un tendón central
Vientre inferior: borde superior de la escápula
Vientre superior: tendón intermedio
Vientre inferior: tendón intermedio
Vientre superior:
Borde inferior del cuerpo del hioides
C1 a C3 por el asa cervical del nervio hipogloso XII par
Las  dos divisiones tiran del hioides hacia abajo, pero el vientre superior tiene un efecto más pronunciado en esta dirección que el vientre inferior
Esternotiroideo

Largo y delgado situado sobre la cara anterior del cuello
Superficie posterior del manubrio esternal  y del primer cartílago costal
Línea oblicua del cartílago tiroides
C1 a C3 por el asa cervical del nervio hipogloso XII par
Depresión del tiroides y la laringe


MÚSCULOS INTRÍNSECOS DE LA LARINGE
Estos músculos nunca están relajados. Durante la fonación actúan en forma coordinada y equilibrada. El cricoaritenoideo posterior es el único que determina la abducción de las CV (respiración). Su acción antagoniza la aducción producida por otros músculos, pero participa en esta acción al fijar las CV manteniéndolas tensas y rígidas durante la aducción y asegura que esta sea precisa. Cuando las CV se acercan, el espacio que se forma en la zona posterior entre los aritenoides se cierra por la acción del aritenoideo transverso (ariaritenoideo). Las CV aducidas se alargan y se tensan por acción del cricotiroideo y músculo vocal, mejorando el cierre de la hendidura glótica. Por ejemplo durante la deglución, la hendidura glótica se cierra y la epiglotis se inclina hacia abajo y atrás, atraída hacia los cartílagos corniculados por acción de los músculos aritenoepiglóticos y tiroaritenoideos. De este modo los alimentos resbalan por la cara anterosuperior de la epiglotis camino al esófago.
Los músculos cricotiroideo y vocal actúan coordinadamente para producir cambios en el tono vocal. El cricotiroideo bascula el tiroides sobre el cricoides alargando y tensando las CV, se contrae en las notas agudas y se relaja en las graves.
El músculo vocal (en el interior del pliegue vocal) al contraerse provoca un aumento del volumen de las CV, varía las características físicas engrosando o adelgazando las CV. Se relaja en las notas agudas y se contrae en las graves.
Por lo tanto en las notas agudas las CV están tensas y juntas por la acción del cricotiroideo y con pequeño volumen por la relajación del músculo vocal. En los graves la tensión cordal es menor ya que el cricotiroideo está relajado y con más grosor por la contracción del músculo vocal. Mediante el equilibrio de contracción/relajación de estos dos músculos cada CV presenta diferentes  grosores y tensiones que modifican la estructura. Esto se produce en ambos pliegues, por lo tanto tenemos cuerpos vibrantes con cambios estructurales que permiten emitir al paso del aire distintas, amplias y ricas tonalidades en la voz humana.

MÚSCULOS
DESCRIPCIÓN
ORIGEN
INSERCIÓN
INERVACIÓN
ACCIÓN
Cricoaritenoideo
En forma de abanico situado en la superficie posterior del cricoides
Sobre la lámina posterior del cricoides
Superficie posterior de la apófisis muscular del aritenoides
Rama laríngea recurrente del nervio vago X par
ABEDUCTOR
Abducción de los aritenoides. Abre glotis
Interaritenoideo

Impar, formado por fibras orientadas en dos direcciones: oblicuas y transversas. Las oblicuas forma una X y son más superficiales que las transversas
Fibras oblicuas: ápice de un aritenoides. Estas fibras se continúan con las del músculo aritenoepiglótico
Fibras transversas: borde lateral del aritenoides del lado opuesto
Fibras oblicuas: ápice del aritenoides del lado opuesto
Fibras transversas:
Borde lateral del aritenoides del lado opuesto
Rama laríngea recurrente del nervio vago X par
ADUCTOR
Aducción de los aritenoides. Cierra la glotix
Cricoaritenoideo lateral
Ligeramente en abanico, situado en profundidad con respecto al tiroides

En el borde superior de la parte anterolateral del arco del cricoides
Superficie anterior de la apófisis muscular
Rama laringea recurrente del nervio vago X par
Aducción de
ADUCTOR
Aduce las apófisis vocales de los aritenoides. Cierra la glotis
Cricotiroideos

Forma de abanico, situado entre los cartílagos cricoides y tiroides. Formado por dos partes: (orientación de las fibras) oblicuas y rectas.

Arco cricoides
Borde inferior del tiroides
Rama laríngea superior del nervio vago X par
   TENSOR
Disminuye el espacio entre el tiroides y el cricoides, aumenta la distancia entre los cartílagos tiroides y aritenoides, aumneta la longitud de las CV, disminuye su masa y aumenta la tensión por lo tanto aumenta el TONO
Tiroaritenoideo o músculo vocal
Paquete de fibras que forma los pliegues vocales
Sale en dirección anterior desde la superficie posterior del tiroides
A lo largo de la base lateral de un aritenoides, desde la apófisis vocal, hasta la apófisis muscular
Rama laríngea recurrente del nervio vago X par
RELAJADOR
Disminuye la distancia entre los cartílagos tiroides y aritenoides, disminuye la longitud de las CV, aumenta su masa, disminuye la tensión y el TONO.
TENSOR
Cuando otros músculos intrínsecos se oponen a la contracción de este músculo, el resultado es un aumento de la longitud de las CV.


Para cantar se debe ejercer el control sobre la presión del soplo espiratorio, el cierre cordal y la colocación de las cavidades resonanciales. La alteración de cualquiera de estos parámetros hará que los otros dos también se modifiquen. Sabemos que la laringe baja en las notas graves y se eleva en las notas agudas justamente por la acción de los músculos extrínsecos. Los cambios de posición de la laringe dificultan el control adecuado de los pliegues vocales y determinan cambios resonanciales provocando en la voz un timbre desparejo y cambios de color.
Por eso es importante aprender a mantener la laringe en una posición eutónica utilizando los músculos extrínsecos, esto otorgará uniformidad en la voz.
Cuando se emite una nota grave con una posición baja de la laringe, hay un aumento en la longitud del tracto vocal por lo tanto hay un componente de armónicos graves, la voz se torna oscura y sin brillo. Algunas escuelas de canto utilizan técnicas vocales donde la posición de la laringe es demasiada baja incluso con cierta presión muscular, se puede observar cierto engolamiento con dificultad en la zona aguda del registro. Hay un cierto esfuerzo de los músculos intrínsecos para poder realizar los ajustes de tensión y elongación de los repliegues vocales con las consecuencias de fatiga vocal.
Lo mismo ocurre con las técnicas vocales donde la laringe está en posición alta, la voz es abierta con la dificultad de lograr tonos graves y de realizar los pasajes con comodidad. Por lo tanto la laringe también realiza un esfuerzo.
Por lo tanto si utilizamos correctamente los músculos extrínsecos en forma adecuada colocando a la laringe en forma equilibrada podemos realizar los pasajes con comodidad, sin tropiezos y conseguimos así un timbre homogéneo. El tracto vocal modifica el sonido laríngeo. Todas las cavidades supraglóticas actúan como resonadores de la voz.
Las vocales se crean por modificaciones en la configuración del TV, actuando como filtro. Las frecuencias correspondientes a estos modos de resonancia llamadas formantes, atraviesan el TV con más eficacia; mientras que las otras frecuencias están atenuadas. Las características del filtro dependen de su tamaño y forma que a su vez están modificadas por los movimientos de los articuladores como la lengua, la mandíbula, los labios, etc a través de una activación muscular. Las consonantes constituyen sonidos complejos y necesitan de movimientos más rápidos de uno o varios articuladores con el fin de crear fuentes de sonidos transitorios y/o turbulentos. Cuando la consonante requiere de una fuente de sonido suplementaria en la que intervienen las CV decimos que la consonante es sonora.

Recordemos también que los articuladores implicados en el habla son también importantes para la manipulación y movimiento del bolo alimenticio durante la masticación y la deglución.

Hay resonadores móviles como la boca que modificarán su volumen y forma en función de la apertura mandibular y de la posición de la lengua y los labios; o como la faringe, el volumen de la cual variará en función de la altura a la cual esté situada la laringe, de la posición de la lengua y del velo palatino. Otros como las fosas nasales serán fijos ya que su forma y tamaño no son modificables.
La boca es el principal resonador de la voz, mediante los cambios de apertura, colocación lingual y labial podrá variarse el sonido producido por las CV. Esto es indispensable en la voz cantada, lo que permitirá variar su volumen según las necesidades de producción de sonidos tanto graves como agudos con una riqueza tímbrica determinada.
En la voz cantada se ha hablado mucho sobre la importancia de los senos paranasales como resonadores de la voz, pero en realidad éstos actúan como zonas de vibración dando lugar a sensaciones propioceptivas y no como cavidades de resonancia. Estas sensaciones han dado lugar a las expresiones “voz de cabeza y voz en máscara”, ya que los cantantes sienten que su voz suena en la cara. Los huesos del cráneo y de la cara se relacionan con las cavidades resonanciales porque forman sus paredes y porque son los lugares donde se insertan los diferentes músculos.

TRACTO VOCAL
SE COMPONE POR TODO LO QUE ESTÁ SITUADO POR ENCIMA DE LOS PLIEGUES VOCALES.
CAVIDAD FARINGEA (nasofaringe-orofaringe-laringofaringe)

CAVIDAD NASAL (conchas nasales)

CAVIDAD ORAL (labios, dientes, mejillas, paladar, lengua)


Durante la función vocal, las cavidades están cerradas por el velo palatino, excepto para la producción de los sonidos nasales.


EN LA PARTE POSTEROLATERAL DE LA CAVIDAD SE ENCUENTRAN DOS PARES DE REPLIEGUES
ARCO PALATOGLOSO O PILAR ANTERIOR
FORMADO POR EL MÚSCULO PALATOGLOSO
ARCO PALATOFARINGEO O PILAR POSTERIOR
FORMADO POR EL MÚSCULO PALATOFARÍNGEO

PALADAR
EN EL LIMITE SUPERIOR DE LA CAVIDAD ORAL EL PALADAR SE COMPONE DE DOS PARTES:
PALADAR DURO U ÓSEO
Lo conforman las dos terceras partes anteriores
PALADAR BLANDO O VELO PALATINO
Lo conforma el tercio posterior. El paladar blando está formado por una lámina fibrosa (aponeurosis) músculos y mucosa.
En el extremo posterior del paladar se encuentra la úvula o campanilla como una prolongación suspendida del borde libre del paladar blando.

Desde la terapéutica y empleando el método neuromuscular funcional, comenzamos evaluando la morfología y la actividad neuromuscular. Examen del sistema estomatognático, esqueletal, oclusión, articulaciones temporomandibulares, los espacios funcionales rino-oro-faríngeos. Evaluación de las unidades funcionales cráneo-cervical, cráneo- mandibular, cráneo –facial, linguo-hioidea-laríngea y velo-faríngea. Y las funciones respiración, deglución y habla. A partir de allí diseñar un tratamiento que apunte al funcionamiento eficaz de la laringe, una correcta postura, estimulación digito manual o con vibrador sobre hioides y tiroides, ejercicios vocálicos isométricos e isotónicos, respiración, posición laríngea, cuidando los inicios vocales y los controles de PS, el correcto trabajo de los resonadores, velo palatino, lengua, mandíbula, apoyo del sonido y proyección; hacia un equilibrio vocal eficaz y saludable.

Lic. Daniel Guzmán – Fonoaudiólogo MN 8815 MP 4697
Doctorando en Fonoaudiología

No hay comentarios: