Blog de la Escuela Latinoamericana de Canto, especializada en la educación de la Voz de Contratenor - Director: Mtro. Lic. Fgo. Daniel Guzmán - Fonoaudiólogo - Cantante Lírico - Ciudad Autónoma de Buenos Aires - Contacto: contratenorguzman@yahoo.com.ar - WhatsApp: 1558641236

26 mayo 2013

LIBERACIÓN DEL TONO

Si el inicio vocal es el momento más crítico del canto, la manera en que el cantante termina el tono (liberación) ocupa un segundo lugar en importancia. Esta liberación debe ser clara y limpia y la glotis ha de retornar a la posición de abducción plena de la inspiración profunda. La liberación del tono desencadena una restauración de la respiración, que a su vez inicia un nuevo ciclo de inicio del tono vocal. como ocurría en la acción de inicio, existen dos formas indeseables de liberación, además de la acción clara y limpia ideal. Nuevamente es posible una versión dura y otra blanda de la actividad.
Una liberación dura parecida a un gruñido haría que los músculos mantuvieran la tensión e impediría que los repliegues vocales volvieran a la posición de respiración profunda en plena abducción, con lo que se retrasaría el restablecimiento de la respiración y la nueva aducción eficiente. En la liberación blanda, más frecuente, la acción muscular se libera lentamente y la acción de abertura se retrasa, con lo que la acción de restablecimiento de la respiración también resulta lenta. Esto se complica además por el hecho de que la liberación blanda suele acompañarse de un colapso del mecanismo de respiración y son necesarias modificaciones muy visibles de la postura para restablecer la respiración.
En los manuales de las primeras escuelas de canto se incluían ejercicios para el inicio de tono. Consistían en vocalizaciones utilizando notas repetidas de forma sostenida o en stacatto con un tono único o variable, que permitían practicar de manera repetida el ciclo de inicio y liberación. Las ideas que se destacaban en estos ejercicios eran las siguientes: inicio limpio, liberación clara y restablecimiento inmediato de la respiración al cesar el sonido. La secuencia de ejercicio condiciona, pues, a los músculos responsables de la aproximación de los repliegues vocales y la flexibilidad glótica y fomenta un restablecimiento rápido y silencioso de la respiración.

Lic. Daniel Guzmán - Fonoaudiólogo MN 8815
Doctorando en Fonoaudiología