Blog de la Escuela Latinoamericana de Canto, especializada en la educación de la Voz de Contratenor - Director: Mtro. Lic. Fgo. Daniel Guzmán - Fonoaudiólogo - Cantante Lírico - Ciudad Autónoma de Buenos Aires - Contacto: contratenorguzman@yahoo.com.ar - WhatsApp: 1558641236

26 julio 2014

FRENILLO LINGUAL CORTO

Sabemos que tanto el dorso como el ápice lingual son importantes en la articulación de los fonemas. También su base lo es dentro del patrón resonancial. Si tenemos un frenillo corto que no nos permite tener contacto linguo-palatal, van a estar comprometidos el reposo lingual y la deglución. Esto ocasionará empuje lingual trayendo aparejado problemas en las piezas dentarias, etc. También falta de desarrollo transversal del paladar por ausencia del estímulo de crecimiento que supone contacto linguo-palatino; lo que da como resultante un maxilar superior más estrecho, paladar alto y apiñamiento dentario.
Según la literatura el ápice lingual debe estar en leve contacto con las rugas palatinas sin que haya ningún desborde de la lengua. La posición correcta dentro de la boca permite que las cavidades de resonancia funcionen armoniosamente; no sucede lo mismo cuando está retraída (hacia atrás) o muy adelantada.
Si la lengua está atada a un frenillo corto o anteriorizado con poca movilidad, va a estar descendida en el piso bucal. También dentro de la clínica encontramos a veces que el ápice está en contacto con el labio inferior con una posición adelantada que repite en cada movimiento deglutorio.
Y aquí cabe mencionar lo que dice la especialista Fga Lic. Norma Chiavaro (2012) que a partir del punto anterior es donde se establece el equilibrio linguo-palatal.
(Okeson 1999) Cuando la mandíbula está estable los músculos digástricos asociados con los suprahioideos elevan al hioides y con ella a la lengua. Chiavaro continúa diciendo que a partir del punto palatino anterior recibe el acoplamiento del ápice lingual quien busca y necesita un punto fijo y estable a partir del cual ejercerá la suficiente presión como para dar lugar al disparo de los movimientos que la lengua requiera. Depende de su ubicación que el ápice lingual encuentre en el dicha estabilidad o la busque en otro punto cercano.
Por eso es importante observar la postura de reposo de la unidad funcional linguo-hioidea. Recordemos que el contacto y apoyo lingual será el más próximo a su reposo o sea que la ANM parte de la postura de reposo y sin desarrollar demasiada energía contacta y desencadena la acción.
El Fonoaudiólogo debe evaluar el frenillo lingual del paciente que llega a consulta con dislalia o deglución disfuncional. Se puede utilizar el protocolo propuesto por Marchesan. Luego es interesante hacer la interconsulta con ORL o cirujano maxilofacial para saber si se requiere frenectomía. 
Entonces recordemos que aunque no exista rotacismo debemos evaluar el frenillo lingual.

Lic. Daniel Guzmán - Fonoaudiólogo MN8815 MP 4697
Planta permanente Hospital San Juan de Dios