Blog de la Escuela Latinoamericana de Canto, especializada en la educación de la Voz de Contratenor - Director: Mtro. Lic. Fgo. Daniel Guzmán - Fonoaudiólogo - Cantante Lírico - Ciudad Autónoma de Buenos Aires - Contacto: contratenorguzman@yahoo.com.ar - WhatsApp: 1558641236

28 noviembre 2010

REFLUJO LARINGEO-FARINGEO - SU INFLUENCIA EN LA VOZ



El sindrome de RGE es un conjunto de síntomas y cambios macro y microscópicos causados por el reflujo anormal del contenido gástrico en el esófago, la faringe y la laringe.
El reflujo laringeo definido por Sataloff en 1992 es una forma de la enfermedad de RGE en la que el jugo gástrico afecta a la laringe y a las estructuras adyacentes.
RGE normal y enfermedad secundaria al SRGE:
El RGE se presenta en forma ocasional en cualquier individuo, en especial en el período posprandial, éste causa síntomas mínimos, no interfiere con la vida diaria y no se asocia con daños de la mucosa esofágica o con complicaciones, por eso lo consideramos reflujo fisiológico.
Pero hay un grupo significativo de la población que sufre síntomas relacionados con RGE anormal. En éstos la severidad de los síntomas afecta con frecuencia su vida cotidiana.
Durante el examen endoscópico y las biopsias pueden identificarse cambios macro y microscópicos en el esófago. Estos pacientes pueden desarrollar complicaciones, como por ej, estenosis, sangrado, esófago de Barret y procesos malignos.
Sintomatología:
Pirosis (como ardor o quemazón en la región retroesternal) y regurgitación son los síntomas más comunes. Por lo general puede asociar los síntomas cuando ingiere ciertos alimentos como salsas, grasas, vino, etc. O también vinculadas a actividades como agacharse, levantar objetos pesados, etc. Con frecuencia estos episodios aparecen por la noche, en especial cuando ingirió una copiosa cena poco tiempo antes de acostarse. Una observación interesante es que el RGE nocturno se manifiesta cuando el paciente se acuesta sobre el lado derecho.
La regurgitación es el pasaje del contenido gástrico a la faringe o a la cavidad oral. Debemos diferenciarlo del vómito ya que no es precedido por náusea y no causa ningún esfuerzo.
Importante: La mayor parte de los pacientes que presentan pirosis y regurgitación tienen RGE. También podemos decir que hay un porcentaje elevado de individuos con R que pueden no presentar los síntomas característicos (sensibilidad baja).

Reflujo Laringofaríngeo:
Koufman en 1991 enfatizó que el RLF se diferencia de la enfermedad de RGE en distintos aspectos. Entre esas diferencias se incluye que los pacientes con RLF no tienen dispepsia. Éste parece asociarse con la ronquera de la mañana, globus, halitosis, calentamiento prolongado de la voz, dolor de garganta, carraspeo frecuente, tos y asma crónica. Otra diferencia importante es que los pacientes con RLF tienen la mayor parte de los episodios de R durante el día cuando están en posición supina por tanto el tratamiento requiere de dosis más altas de fármacos que en los pacientes típicos con SRGE.
Examenes laringoscópicos: los resultados pueden variar, se puede hallar edema y eritema posterior (aritenoides enrrojecidos, hipertrofia de pilares, comisura posterior de la mucosa). El edema difuso es la característica más frecuente en los pacientes con problemas de voz.
Historia clínica:
¿Se acuesta después del desayuno, el almuerzo o cena?
¿come entre comidas?
¿Cuántas horas pasan después de comer hasta que se acuesta?
¿Fuma?
¿Tiene tos?
¿limpia su garganta constantemente con carraspeo?
¿Come chocolates?
¿Tiene antecedentes respiratorios o asma?
¿Presenta tos por la noche?
¿Presenta cambios en su voz?
Los pacientes que presentan síntomas severos o atípicos y que no responden a los tratamientos convencionales requieren estudios más profundos para establecer el diagnóstico y evaluar la severidad de la enfermedad.
Los dos estudios con mayor valor diagnóstico son: la endoscopia y monitoreo ambulatorio del pH esofágico por 24 hs. Los pacientes con síntomas atípicos requireren una evaluación otorrinolaringológica, pulmonar o cardiológica.
En la práctica otorrinolaringológica se puede confirmar presencia de R con la técnica faringoesofagoscopía funcional. Ésta permite evaluar el mecanismo de la deglución desde la faringe hasta el esófago, con el paciente sentado y sin utilizar anestesia. Recordemos que el Otorrino puede tratar estos casos cuando son de corta data, es importante que ante un problema más severo el paciente sea derivado a un gastroenterólogo.
Tratamiento:
Incluye dos aspectos importantes y complementarios que son las modificaciones del estilo de vida y el tratamiento farmacológico.
Un tratamiento efectivo del RFL requiere dosis más elevadas de fármacos y por períodos más prolongados en comparación con los casos típicos de SRGE con esofagitis o úlcera. Estos tratamientos pueden durar un mínimo de seis meses, en algunos casos con intervalos prolongados o de por vida. Los cirujanos deben evitar operar las laringes inflamadas y retrasar los tratamientos quirúrgicos hasta que el paciente haya mejorado.
Koufmann en 1992 sugirió tres niveles de tratamiento antirreflujo:
N1: dieta, cambio de estilo de vida y antiácidos.
N2: el nivel 1 más el uso de bloqueantes H2 (cimetidina, ranitidina y fomotidina)
N3: cirugía de fundoplicación (cirugía de Nissen, sutura del fondo del estómago) o tratamiento con Omeprazol.

Medidas Higiénicas:
-evitar comidas abundantes de noche
-no acostarse antes de dos horas posteriores a la última ingesta.
-comer más veces por día en pequeñas cantidades
-masticar bien.
-actividad física y caminar después de comer.
-evitar el sobrepeso.
-evitar inclinarse después de comer.
-levantar la cabecera de la cama, no con almohadas debajo del colchón sino con tacos debajo de la cabecera de 10 a 15cm.
-dormir del lado derecho.

Dieta: evitar grasas, picantes, dulces, fritos, chocolate, menta, cítricos, gaseosas, café, latas, mate, alcohol, embutidos,etc.
ingerir bastante agua y evitar el cigarrillo.
NOTAS:http://www.drmoina.com.ar/edema-reinke.html

video

Lic.Daniel Guzmán - Fonoaudiólogo MN8815

No hay comentarios: